miércoles, 22 de junio de 2016

SEGUIMOS CON LAS ESENCIAS


Los múltiples usos de los Aceites Esenciales 
Un rayo de sol sobre la naturaleza

Hay que tener en cuenta que el uso de los aceites esenciales depende de la aplicación y del tipo de aceite utilizado. Los aceites esenciales de calidad están muy concentrados (por lo general, se necesitan cientos de kilos de plantas para obtener 1 kilo de aceite esencial). Por lo tanto, los Aceites Esenciales son sustancias muy potentes, que siempre deben ser utilizadas siguiendo las indicaciones recomendadas y con mucha prudencia. Por ello también, es de vital importancia que se respete tanto la dosis recomendada como el modo de empleo específico de cada sustancia.

Algunos consejillos de uso:

Podemos disfrutar con toda seguridad de los efectos beneficiosos de los aceites naturales, pero también es necesario seguir una serie de consejos:
  1.  Mantenerlos siempre fuera del alcance de los niños.
  2. Tener en cuenta que son inflamables, es bueno cerrar el recipiente que los contiene muy bien. Consérvelos en lugar seguro, fresco y protegido de la luz.
  3. Evitar el contacto con ojos y mucosas.
  4. Respete siempre la dosis y el modo de empleo aconsejados. Con muchos Aceites Esenciales, una gota es muy eficaz.
  5. La primera vez que se usa un Aceite Esencial, debemos diluirlos en un aceite base o un producto neutro antes de utilizarlos sobre la piel o durante la ducha o baño.
  6. En pieles sensibles o alérgicas debemos diluir una gota del aceite esencial en un poco de aceite base y aplique en la parte interior de la articulación del codo. A las 24 horas, ante la ausencia de cualquier irritación o rojez, el aceite esencial puede utilizarse sin peligro.
  7. Después de usar aceites de cítricos en un masaje o en el baño, evite la exposición al sol o al solarium durante al menos 24 horas.
  8. Precaución especial en el uso en caso de epilepsia, asma, alergias, mujeres embarazadas y niños menores de 6 años.
  9. Consulte siempre con un experto antes del uso puro en la piel de aceites esenciales.
  10. Evite la utilización de aceites esenciales en los bebés.

Se pueden utilizar los aceites esenciales de varias maneras:

1) Por Difusión en el aire (Aromaterapia)

Tengamos en cuenta que los aceites esenciales son productos aromáticos de alta volatilidad, se difunden muy fácilmente en el aire. De hecho si dejamos abierta una botella de aceite esencial, después de pocas horas o pocos días, la botella se vaciará completamente por evaporación. Así que pueden ser perfectamente difundidos en el aire. Por ello pueden aplicarse de distinta manera y podemos elegir el método que más se ajuste a nuestro criterio.

a) Método de gotas

Se vierten unas cuantas gotas de aceites esenciales en un pañuelo, en la almohada, en el felpudo, en el filtro de la aspiradora, en un humificador de aire en la calefacción… y se expanderá por toda la habitación o casa dependiendo de su tamaño.

b) Evaporación

Añadiendo aceite esencial en agua, en el momento que se evapora el agua, a la que se han añadido estas gotas de aceites esenciales, el aceite conjuntamente se difunden en el aire. Para ello, además se puede utilizar un cazo con agua caliente o un dispositivo (eléctrico) de evaporación.

c) Difusión o pulverización

En caso de difusión, los aceites esenciales no son calentados ni añadidos al agua, sino vaporizados. De esta manera, se conservan todas las valiosas propiedades de los aceites esenciales. La difusión o pulverización es además la manera más eficaz para difundir los aceites en el aire. Se efectúa con un difusor (eléctrico) especialmente diseñado para ello.

2) Vía tópica (contacto con la piel)

El uso de aceites esenciales sobre la piel es un verdadero placer. Son absorbidos muy rápidamente por la piel y transportados hacia el lugar necesario. Con excepción de determinados casos, los aceites esenciales siempre se aplican diluidos sobre la piel.

a) Puro
Solamente algunos aceites esenciales, y en casos muy concretos, pueden ser aplicados sin diluir sobre la piel: Ejemplo la lavanda (en caso de picor, agitación, picaduras…), el ravintsara (en caso de ampollas), el tea tree (en el pie), la menta piperita. Su uso puro sobre la piel siempre debe hacerse con sumo cuidado. 

b) Diluido

Los aceites esenciales fuertes pueden aplicarse sobre la piel después de diluirlos en un aceite base (un aceite vegetal, como por ejemplo aceite de almendras dulces, aceite de macadamia, aceite de jojoba) o en una crema neutra.
La cantidad de aceite esencial en un aceite base o crema depende del tipo de aceite esencial, del efecto deseado y de la parte del cuerpo para la cual se prepara el aceite de masaje o crema. El porcentaje varía desde 0,5%% hasta 10%: 

  • de 0,5% a 1% es apto para bebés y niños muy pequeños y para masaje facial,
  • de 1% a 3% es apto para niños pequeños,
  • de 3% a 5% es ideal para un masaje corporal 
  • de 5% a 10% es solamente apto para aplicaciones locales limitadas. Toma en cuenta que a veces UNA SOLA gota es suficiente. Nunca usar la botella como un salero hasta que caigan 10 gotas. Es un desgasto totalmente inútil.

c) Baño

También en el baño o en la ducha puede gozar de las delicias de los aceites esenciales. Nunca vierta aceites esenciales directamente en el agua y sin diluir: mezcle algunas gotas de aceites esenciales en un aceite vegetal de base, en leche (entera) o nata y añádelas al agua de la bañera o mezclelas en un gel de ducha.
Cuidado: Por riesgo de shock térmico, no se puede utilizar el aceite esencial de menta en el baño o la ducha. No utilice nunca aceites esenciales en el baño del bebé. Los Aceites Esenciales cambian su química con el calor y es muy importante respetar eso.

3) Vía oral

Aunque el uso interno de aceites esenciales puede ser muy fuerte ante una dolencia específica, le aconsejamos no experimentar con estos productos y utilizarlos para uso interno solamente después de haber consultado con un experto en el campo de la aromaterapia. Antes de ingerir cualquier aceite, es necesario tener un conocimiento profundo de las propiedades específicas de los aceites esenciales.
Los aceites esenciales se pueden ingerir colocando algunas gotas sobre una tableta neutra, un terrón de azúcar o una cucharada de miel. Jamás utilice más de 6 gotas al día, en un máximo de 2 gotas por toma (por ej.: 2 gotas, 3 x por día). El aceite de la cáscara de cítricos también se puede utilizar en agua (3 a 5 gotas en un litro de agua). 
Recuerda: LOS ACEITES ESENCIALES SON MUY POTENTES, UNA GOTA ES SUFICIENTE.


No hay comentarios:

Publicar un comentario